Un año intenso se va y deja cosas importantes

Chucrut . yo prensándolo
Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Un año intenso se va, con mucha actividad, clases y talleres. Y en este contexto durante estas últimas clases que estoy dando en lo que queda del año, voy rescatando 3 aspectos bien importantes que me alegran y dan indicios de cambios muy positivos.

1.- La revolución de la masa madre ya es un hecho

Masa madre en frascoSin dudas este año la masa madre tuvo una expansión única y “explotó” en diferentes ámbitos argentinos de alimentación. En mi caso, tuve la suerte de poder enseñar a cientos de personas en diferentes puntos del país, ver como alumnos luego pasaban a dar clases, a generar emprendimientos gastronómicos o transformar emprendimientos donde se panificaba con levadura y ahora se pasó a usar masa madre. Y algo maravilloso fue ver que muchas familias incorporaron este saludable hábito a sus vidas, abandonando la levadura y dando lugar a diferentes alimentos fermentados con masa madre con todas las ventajas nutricionales y culturales que esto trae.

rolls-de-canela-de-masa-madre-de-cercaTodo este intercambio con los alumnos, me ayudó mucho a poder sintetizar conceptos y terminar el año con el curso on-line de Panificación y repostería con masa madre, para todas las personas que no pueden asistir a las clases presenciales.
Así que para aquellos que siguen el Blog desde otras provincias o países de Latinoamérica, en estos días, tendremos novedades!

Y en el cierre de este año inauguré las primeras clases de masa madre de arroz. Un producto totalmente innovador que nos permite fermentar cereales sin gluten y que seguramente durante el 2017 estaré difundiendo en diferentes espacios y en estos días, seguramente vamos a subir alguna receta al Blog.masa-madre-de-arroz-de-arriba

2.- Fermentación ya no implica que algo está podrido

Hace 6 o 7 años me encontraba dando clases de alimentación viva, de diferentes propuestas o cocinas naturistas y algunos talleres de fermentaciones. Por aquellos años, cualquier clase de alimentación viva que proponía, se llenaba. Pero cuando anunciaba una clase de fermentaciones… no venía nadie.
Sí, en aquel entonces era muy difícil desprender a la palabra “fermentación” de la idea de que algo está en mal estado o podrido.

KefirkrautHoy la realidad es otra y esto es lo que me da mucha alegría. Ya estamos empezando a mirar a los “bichos” con más cariño, ya fuimos perdiendo el miedo a los microorganismos y nos estamos dando cuenta que los necesitamos, que tenemos que sumarlos a nuestra vida y que son indispensables para la salud.

Ya nos aproximamos a pensar que fermentado = mejorado.

Y en este contexto de la fermentación, poco a poco las personas que practican diferentes dietas naturistas o vegetarianas, están empezando a comprender por qué un cereal o una legumbre en sí mismo no “es bueno”. Sino que hay que “hacerlo bueno”, a través de una correcta elaboración donde la fermentación hace la gran diferencia, donde la fermentación permite transformar las lectinas, inhibidores enzimáticos, ácido fítico y otros problemas propios de los cereales y las legumbres.

Así que bienvenida la fermentación y ojalá siga en este sendero de difusión.

3.-Hablar de alimentos animales

La controversia sigue y cada vez que escribo algo en torno a lo que considero un “consumo consciente de alimentos animales” no falta oportunidad para que alguna persona identificada con el veganismo reproche duramente aquello que digo. Pero aún así, este año pude inaugurar una clase enteramente dedicada a aprender a elegir y consumir productos animales. A entender el aporte nutricional que cumplen y a debatir sobre modelos realmente sustentables de producción de alimentos.

Gallinas en el pastoMás allá de las elecciones de cada uno, que son todas totalmente respetables, creo que es indispensable que exista un espacio de análisis, debate e intercambio de lo que puede ser “un consumo consciente de alimentos de origen animal”: por el valioso aporte nutricional que tienen, porque en la evolución humana estuvieron siempre presentes, porque eliminarlos de la dieta sin suficiente información conduce a deficiencias nutricionales que veo a diario y porque los estudios que muestran efectos negativos sobre la salud están hechos sobre un consumo totalmente desequilibrado. Es decir, alimentos de pésima calidad, preparados sin ningún tipo de cuidado y consumidos únicamente por placer, sin un enfoque o necesidad nutricional particular de fondo.

Bueno, mientras preparo la última clase del año, con pan dulce y otras recetas navideñas fermentadas, no quería dejar de compartir esto con ustedes.viole-pintando-pan-dulce-masa-madre

Y pasadas las fiestas, postearemos nuevas recetas y videos.
Gracias por todo lo que fueron aportando en sus comentarios y sugerencias a lo largo del año!

Alex von Foerster

Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros posts que pueden interesarte

5 comentarios en “Un año intenso se va y deja cosas importantes”

  1. Felicitaciones Alex!!!Me encanto la clase de masa madre de arroz,y espero los cursos on line!!Mientras tanto difundo tu blog.Te deseo buen fin de anio y el mejor 2017!!

  2. Alex, este ha sido un año de aprendizaje para mi, gracias a vos, me gustaría estar más cerca para poder hacer tus talleres, seguiremos en contacto el próximo año y para mi ha sido muy positivo haberte encontrado y haber compartido tus conocimientos. Desde la patagonia norte un deseo de buena vida para vos y los tuyos. Abrazo enorme

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *