Cómo un médico curó el autismo de su hijo

Niños
Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email

El tema de los alimentos fermentados, la flora y salud intestinal son temas recurrentes en mis Talleres.
Mejor digestión, alimentos predigeridos, sistema inmunológico más fuerte, mejor asimilación de nutrientes, mayor contenido nutricional de los alimentos, prevención del resfrío o las gripes y tantas otras cuestiones más son las que desarrollo al hablar de este mundo fantástico de la fermentación de los alimentos y la salud intestinal. Pero pocas veces, tal vez por el cuidado o el respeto que me merece el tema, menciono la relación de la salud intestinal con la depresión, con trastornos de aprendizaje o con el autismo.

Finalmente llegó el momento y qué mejor que hacerlo a través de la experimentada Dra. Campbell, autora del libro “El síndrome del intestino y la psicología GAPS” en una entrevista que le hizo el Dr. Mercola.

La Dra. Natasha Campbell-McBride tiene un consultorio de tiempo completo en el Reino Unido, donde trata a niños y adultos con autismo, discapacidades de aprendizaje, trastornos neurológicos, trastornos psiquiátricos, trastornos inmunológicos y problemas digestivos.

Aquí, ella comparte sus ideas sobre el Síndrome del Intestino y la Psicología (GAPS), lo cual puede hacer a un niño particularmente propenso a los daños por vacunas y el Programa Nutricional GAPS, un tratamiento natural para el autismo, TDAH, dislexia, dispraxia, depresión y esquizofrenia.

Comentarios del Dr. Mercola
Estoy encantado de compartir esto con usted, ya que la Dra. Natasha Campbell-McBride presenta una elegante y fascinante descripción de las condiciones fundamentales que contribuyen con el autismo, junto con un enfoque pragmático para ayudar a evitar y frenar la epidemia de autismo, que ha sido un desconcertante rompecabezas para la mayoría de nosotros.

La Dra. Campbell es doctora en medicina con un titulo de posgrado en neurología. Ella trabajó como neuróloga y neurocirujana durante varios años antes de empezar una familia. Cuando su primer hijo fue diagnosticado con autismo a la edad de tres años, le sorprendió darse cuenta que aunque era doctora no sabía nada sobre ese tema…
En 1984, cuando se graduó de la escuela de medicina, el autismo era un trastorno extremadamente raro, con un prevalencia de aproximadamente 1 en 10.000

“En el momento en que me gradué de la escuela de medicina jamás había visto a una persona con autismo,” dijo ella. “…Para ser honesta, el primer niño autista con el que me topé fue mi hijo…Hace cinco años se diagnosticaba a un niño de cada 150, que representa un aumento en la incidencia de casi 40 veces. En la actualidad en la Gran Bretaña y algunos países, estamos diagnosticando a un niño de cada 66.”
Las tasas son similares a las de los Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. La Dra. rápidamente se adentró en la investigación, en busca de una respuesta para su hijo y terminó obteniendo un segundo titulo de posgrado en nutrición humana. Como resultado de su trabajo, su hijo se recuperó por completo y ya no padece de autismo.

Aunque es originaria de Rusia, lugar en donde recibió su primera formación médica, se mudó al Reino Unido hace casi 20 años y actualmente tiene una clínica en Cambridge, Inglaterra, en la cual trata niños y adultos con autismo, discapacidades de aprendizaje, trastornos neurológicos, trastornos psiquiátricos, trastornos inmunológicos y problemas digestivos.

El tratamiento temprano es la clave

El tratamiento que desarrolló se llama Programa Nutricional GAPS y como lo explica la Dra. Campbell, mientras más pequeño sea el niño al momento de empezar el tratamiento, mejores serán los resultados.

“Cuando empezamos con el tratamiento GAPS con niños de 2, 3, 4 y 5 años de edad, los niños tienen muchas posibilidades de recuperarse por completo de autismo, TDAH, TDH, dislexia y dispraxia- y ese gran número de niños que no entran dentro de ningún cuadro de diagnóstico…Son niños cuyos médicos suelen posponer las cosas. Les piden a los padres que traigan a sus hijos dentro de seis meses y después otros seis meses para observar al niño con el fin de dar un diagnostico, mientras de esa forma se desperdicia el preciado y valioso tiempo que pudo haber servido para ayudar al niño,” dice ella.

Todo comienza en el intestino…

La Dra. Campbell está convencida de que los niños autistas en realidad nacen con cerebros y órganos sensoriales completamente normales.

“Lo que pasa con estos niños (es que) no desarrollan un flora intestinal normal desde el nacimiento…”dice la Dra. “La flora intestinal es una parte sumamente importante de la fisiología humana. Recientemente, las investigaciones realizadas en los países escandinavos han demostrado que el 90 por ciento de las células y de todo el material genético del cuerpo humano es nuestra flora intestinal. Simplemente somos una concha…el hábitat de esta masa de microbios que se encuentran dentro de nosotros. Los ignoramos bajo nuestro propio riesgo.

…Como resultado, su sistema digestivo- en lugar de ser la fuente de alimento de estos niños- se convierte en la principal fuente de toxicidad. Estos microbios patógenos que se encuentran dentro del tracto digestivo dañan la integridad de la pared intestinal. Por lo que toda clase de toxinas y microbios van directo al torrente sanguíneo del niño y posteriormente llegan al cerebro. Por lo general, eso sucede al segundo año de vida de los niños que fueron amamantados, ya que la lactancia materna brinda una protección en contra de la flora intestinal anormal. Los niños que no fueron amamantados, desarrollan los síntomas de autismo durante el primer año de vida.
Así que la lactancia materna es fundamental para proteger a los niños.”Bebé durmiendo

La toxicidad del cerebro conduce a los síntomas del autismo

Los niños utilizan todos sus órganos sensoriales pare recopilar información sobre su entorno, información que posteriormente pasa al cerebro para ser procesada. Esta es una parte fundamental del aprendizaje.

Sin embargo, en el caso de los niños con Síndrome del Intestino y la Psicología (GAPS), la toxicidad fluye desde su intestino, pasando por todo su cuerpo hasta llegar al cerebro, lo cual obstruye el cerebro con toxicidad, evitando que realice sus funciones normales y que procese la información sensorial…

“La información sensorial se convierte en papilla, en un ruido dentro del cerebro del niño y con este ruido el niño no puede aprender. No pueden descifrar nada útil,” explica ella.
“Esa es la razón por la que no aprenden cómo comunicarse. No aprenden cómo entender el lenguaje, cómo utilizar el lenguaje, cómo desarrollar todos los comportamientos instintivos y comportamientos que los niños normales desarrollan. El segundo año de vida es crucial en cuanto a la maduración del cerebro de un bebé. Ahí es cuando se desarrollan las habilidades de comunicación y las conductas de afrontamiento.
Si el cerebro del niño está tapado con toxicidad, el niño se pierde de esa oportunidad de aprender y comienza a desarrollar autismo, todo dependiendo de la mezcla de toxinas, de qué tan severa sea la condición en general y qué tan grave sea la alteración en la flora intestinal del niño.”

El GAPS podría manifestarse como un conglomerado de síntomas que pueden entrar dentro del diagnostico del autismo, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), trastorno por déficit de atención (TDA), dislexia, dispraxia o trastorno obsesivo- compulsivo, solo por mencionar algunas posibilidades…

¿Cómo es que la flora intestinal de un niño se altera de forma tan drástica?

Si la epidemia de autismo y otros trastornos de aprendizaje se originan en el intestino, entonces ¿qué ha cambiado en los últimos 25 años que ha alterado la flora intestinal de los niños de una forma tan anormal?

Como lo explica la Dra. Campbell:
“Por lo que a la ciencia corresponde, el bebé que se encuentra dentro del vientre de la madre es estéril durante los nueve meses de embarazo. El bebé adquiere su flora intestinal cuando nace, cuando pasa a través del canal de parto de la madre. Así que lo que sea que vive en el canal de parto de la madre, en la vagina de la mamá, se convierte en la flora intestinal del bebé.
Y, ¿qué es lo que vive en la vagina de la madre? Es un área sumamente poblada del cuerpo de la mujer. La flora vaginal viene desde el intestino. Así que si la madre tiene una flora intestinal anormal, tendrá flora anormal en el canal de parto. Los padres no están exentos porque ellos también tienen flora intestinal y esa flora intestinal llena su ingle por lo que comparte su flora con la de la madre de manera regular.

Embarazada…Yo siempre recolecto el historial de salud de la madre, el padre e incluso de los abuelos del niño. Creo que tenemos una creciente y profunda epidemia de alteraciones en la flora intestinal, que comenzó desde la Segunda Guerra Mundial, cuando se descubrieron los antibióticos. Los antibióticos de amplio espectro acaban con las especies de microbios benéficas en el intestino, lo cual permite que los patógenos se muevan por el intestino sin control.”

La importancia masiva de los alimentos fermentados y los probióticos

Esta es la razón por la que es tan importante “volver a sembrar” su intestino con alimentos fermentados y probióticos cuando usted utiliza antibióticos. Si usted no está comiendo alimentos fermentados, entonces lo más probable es que necesite un suplemento de probióticos, en especial si usted come muchos alimentos procesados.

Frascos con fermentos

“En paralelo con los microbios benéficos dentro de un intestino saludable, los científicos han descubierto miles de especies de patógenos diferentes que causan enfermedades, bacterias, virus, hongos y otros microbios. Pero, siempre y cuando predominen los microbios benéficos dentro de su intestino, estos se encargara de controlar a los patógenos…Los mantienen en colonias pequeñas y no permiten que proliferen.
Los antibióticos tienden a eliminar las bacterias benéficas, lo cual le da oportunidad a los patógenos para proliferar, crecer sin control y ocupar todos los espacios de su intestino. La bacteria benéfica se recupera, sin embargo a algunas especies les toma entre dos semanas y dos meses recuperarse y es ahí donde los patógenos se aprovechan y crecen.
Lo que veo en las familias de los niños con autismo es que el 100 por ciento de las mamás de niños autistas tienen una flora intestinal anormal, así como problemas de salud relacionados con ello. Pero entonces observo a las abuelas por parte de las madres y descubro que también tienen una flora intestinal anormal, pero mucho más leve.”

En esencia, lo que tenemos es una acumulación generacional de la flora intestinal anormal, y con el paso del tiempo cada generación es más propensa a verse perjudicada por el uso de antibióticos- y de vacunas, de lo cual hablaré en un momento.

La alimentación con biberón (mamadera) y los antibióticos son una carga muy pesada

Para empeorar las cosas se encuentra el hecho de que amamantar ya no es algo tan popular. Sabemos que los bebés que son alimentados con leche materna desarrollan una flora intestinal completamente diferente a la de los bebés alimentados con biberón.

Bebé con mamaderaLa Dra. Campbell descubrió que un gran porcentaje de madres de hijos autistas fueron alimentadas con biberón. Entonces, como recibieron varias dosis de antibióticos a través de su niñez, las anormalidades en su flora intestinal se volvieron más intensas.

“Incluso debido a que los antibióticos eran prescritos, en particular de la década de los cincuenta y sesenta, eran prescritos para cualquier estornudo y tos. Los antibióticos eran prescritos en exceso. Dado a esta situación, las anormalidades en la flora intestinal de estas niñas empeoraría y empeoraría.
Y luego, a la edad de 15 o 16 años estas mujeres utilizarían una pastilla anticonceptiva… (lo que) tiene efectos devastadores en la flora intestinal. En la actualidad, las mujeres la toman antes de sentirse preparadas para formar una familia.”

Así que para recapitular, la alimentación a base de biberón junto con el uso excesivo de antibióticos y pastillas anticonceptivas sientan las bases para una flora intestinal cada vez más anormal con el paso de cada generación.  Y añadiendo eso con una alimentación a base de comida chatarra y el consumo excesivo del jarabe de maíz de alta fructosa, dan como resultado un desastre total en términos de salud intestinal.
Es importante darse cuenta que los alimentos procesados y el azúcar alimentan a los patógenos en su sistema digestivo, lo que los ayuda a proliferar.

“Muchos de estos factores modernos creó una plétora en las mujeres jóvenes en nuestro mundo moderno y quienes tienen una flora  intestinal sumamente anormal para el tiempo en el que tienen su primer hijo. Esta flora intestinal anormal que le heredan a sus hijos,” explica.
“Por lo que estos bebés adquieren la flora intestinal anormal desde el principio, mientras que los bebés que son alimentados con leche materna reciben protección porque lo que se encuentre en la sangre de la madre también se encontrará en su leche. Las mujeres que tienen una flora intestinal anormal tienen factores inmunológicos en su sangre, que desarrollan para protegerse de su propia flora intestinal. Estos factores inmunológicos se encontrarán en su leche.
Mientras el bebé es amamantado, a pesar del hecho de que adquiere la flora intestinal anormal de la madre, existe algún tipo de protección. Pero en cuento se deje de amamantar al bebé esa protección deja de existir. Es en ese momento cuando florecen todas las anormalidades de la flora intestinal y el niño comienza a desarrollar autismo, TDAH, TDA o cualquier otro problema de aprendizaje o discapacidad física como la diabetes tipo 1, por ejemplo, enfermedad celíaca u otras enfermedades autoinmunes…el asma, eczema y otros problemas físicos. De ahí es de donde proviene esta epidemia.”

Se necesita hacer cambios urgentemente

Desafortunadamente, todos los factores que crean una flora intestinal anormal se están volviendo más y más frecuentes en todo el mundo. Esto significa que la siguiente generación de mujeres jóvenes que tengan hijos tendrá una flora intestinal más dañada que la de sus madres, así que la proporción de  niños que nacen con GAPS predispuestos a desarrollar autismo será aún mayor.

“Nuestras autoridades necesitan entender eso y realmente necesitan estar listos para ello,” advierte la Dra. Campbell

El papel de las vacunas

Como lo explica la Dra. Campbell, los bebés nacen no sólo con una flora intestinal estéril, sino que también con sistemas inmunológicos inmaduros. Y el establecimiento de la flora intestinal normal en los primeros 20 días o más de vida desarrolla un papel sumamente importante en la maduración apropiada del sistema inmunológico del bebé. Por lo tanto, los bebés que desarrollan una flora intestinal anormal se quedan con sistemas inmunológicos comprometidos.

“Las vacunas han sido desarrolladas, originalmente, para niños con sistemas inmunológicos perfectamente saludables,” dice ella. “Los niños con GAPS no están en condiciones de ser vacunados con el protocolo de vacunación estándar.”

Su libro llamado Síndrome del Intestino y la Psicología contiene un capitulo entero en el que habla de que los profesionales en salud necesitan mejorar las estrategias de vacunación, porque el protocolo de vacunación estándar está diseñado para dañar a los bebés con GAPS.

Vacunando bebé

“Es cuestión de que se derrame el vaso,” dice. “Si el niño está lo suficientemente dañado, la vacuna puede ser la última gota que derrame el vaso. Pero esa última gota no es para un niño en particular, entonces afectará al niño que más dañado se encuentre.”

Ella también señala otro factor de riesgo de las vacunas:
“Lo que también tenemos que entender es que la industria farmacéutica no puede patentar virus naturales, bacterias naturales o cualquier tipo de microbio creado por la naturaleza. Tienen que modificarlos genéticamente antes de poder patentarlos,” dice ella.
“Por lo que estas vacunas contienen virus y microbios genéticamente modificados. Aún no tenemos la información suficiente para saber exactamente lo que están haciendo con el cuerpo humano y qué es lo que estos genes le hacen a la flora intestinal de estos niños.”

Cómo identificar el GAPS

Afortunadamente, es posible identificar el GAPS durante las primeras semanas de vida del bebé, lo que puede ayudar a tomar decisiones mejor informadas sobre las vacunas y sobre cómo proceder para llevar a su hijo por el mejor camino hacia una vida saludable.
Una de las cuestiones clave es examinar al niño antes de que sea vacunado y si tienen características metabólicas de GAPS, NO debe ser vacunado hasta que se resuelva el problema. Esta medida podría prevenir el innecesario y trágico trauma en cientos y miles de familias. Lo más probable es que haya mucho más niños que son dañados con las vacunas que los que se ven beneficiados con las mismas. Con el simple hecho de modificar el proceso  se podría reducir dramáticamente el riesgo de que el niño desarrolle una enfermedad en el espectro autista.

La Dra. Campbell describe todo el proceso en su libro.
En su práctica, ella comienza recolectando todo el historial clínico de los padres para de esa manera poder evaluar la salud del intestino. Después, en los primeros días de vida, se puede analizar el material fecal del bebé para determinar el estado de su flora intestinal, seguido por un análisis de orina para detectar los metabolitos, que puede dar una idea del estado del sistema inmunológico del niño.

“Actualmente, tenemos pruebas excelentes que encuentran las sustancias químicas producidas por varias especies de microbios en el intestino”, dice ella. “…Así que al analizar la orina, podemos decir que tipo de microbios de encuentran en el intestino del niño o qué tipo de sustancias químicas está produciendo.”
“…Si el niño tiene una flora intestinal anormal podemos asumir que tienen una inmunidad comprometida y estos niño no deben ser vacunados con el protocolo de vacunación estándar porque simplemente se verán afectados. No deberían ser vacunados.”
“Nuestros niños están siendo utilizados como un mercado para vender vacunas,” dice la Dra. Campbell. “Los niños son vacunados en nuestro mundo occidental, me temo, que esto no es para cuidar al niño sino más bien para hacer dinero…Es una situación extremadamente triste y preocupante.”

Los hermanos también están en alto riesgo de daños causados por las vacunas

Otro grupo de niños que también podría sobre-reaccionar a las vacunas son los hermanos de los niños con autismo, hiperactividad severa, trastorno obsesivo-compulsivo, enfermedades mentales o diabetes tipo 1.Niños

“Los hermanos menores de los niños con autismo y los hermanos mayores de los niños con estas discapacidades no deberían ser vacunados con el protocolo de vacunación estándar,” advierte.
“Las pruebas inmunológicas de las que hablaba pueden repetirse cada seis meses o cada año del niño. Siempre que el niño sea considerado completamente sano y su sistema inmunológico demuestre estar funcionando perfectamente, sólo entonces se puede considerar la vacunación en estos niños porque simplemente no se puede correr el riesgo.”

Estrategias para restaurar la salud de los niños con GAPS y autismo

La Dra. Campbell ha desarrollado un tratamiento sumamente efectivo para los niños con GAPS, llamado Protocolo Nutricional GAPS. Se describe a gran detalle en su libro llamado, Síndrome del Intestino y la Psicología, que está diseñado para ser un libro de autoayuda.

“Probablemente en la actualidad cientos de miles de personas, alrededor del mundo, están salvando a sus hijos con este programa,” dice ella. “…La mayoría de estas personas sólo compran el libro, lo leen, siguen el programa y obtienen resultados asombrosos.”

En resumen, el protocolo consiste en tres elementos:

  • Alimentación– La alimentación GAPS consiste en alimentos fácilmente digeribles que son densos en nutrición, incluyendo los alimentos fermentados. De acuerdo con la Dra. Campbell: “En promedio, las personas se adhieren a su alimentación un par de años. Toma dos años expulsar los patógenos del intestino, restablecer la flora intestinal en el intestino para sanar y sellar el daño en estas personas y hacer que el intestino vuelva a estar fuerte y que sea la fuente principal de nutrición de la persona en lugar de ser la fuente de toxicidad.”
  • Suplementos alimenticios, incluyendo los probióticos y las vitaminas D y A en forma de aceite de hígado de bacalao, aunque la exposición al sol también es una parte importante para los pacientes con GAPS, para una producción apropiada de vitamina D.
  • Desintoxicación: El protocolo nutricional GAPS eliminará las toxinas de manera natural. La Dra. Campbell no utiliza ningún tipo de medicamento o sustancia química para eliminar las toxinas, ya que puede ser algo demasiado drástico para algunas personas y puede producir efectos secundarios dañinos. En lugar de eso, recomienda el jugo ya que es una forma suave pero eficaz de eliminar la acumulación de toxinas, así como baños con sal de Epsom, sal de mar, polvo de algas marinas, vinagre de sidra de manzana y bicarbonato de sodio.

Más información de la Dra. Campbell: www.GAPS.me

Actualización:

3-7-2016
El artículo despertó muchos comentarios. Para algunas personas fue la posibilidad de pensar que estas enfermedades tienen un vínculo con el sistema digestivo, la flora, traumas al momento del parto, vacunación, etc; y a partir de esto intentar otros tratamientos.
Para otros, fue la necesidad de desacreditar lo publicado, llegando a detractar despectivamente la información. Lamentable, pero es lo que van a poder leer en los comentarios
Insisto en que eso que publiqué no es una experiencia aislada. Muchísimas personas en el mundo logran avances y mejoras en trastornos de autismo, ADHD, Asperger, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosas y trastornos autoinmunes a partir de encarar el tratamiento desde otra óptica.

Acá les comparto otra entrevista, en este caso se trata de Kristy, australiana, que pudo revertir el autismo de uno de sus hijos con un tratamiento similar.
La entrevista está en inglés, pero vale la pena leerla.
Acá la entrevista y acá pueden contactarla a ella.
Espero sea de utilidad

Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros posts que pueden interesarte

92 comentarios en “Cómo un médico curó el autismo de su hijo”

  1. muy interesante !!!! como todos tus artículos y este para los niños con autismo y para todos .
    me recuerda un libro q aún no he leído y tengo en espera
    La digestión es la cuestión.

    slds
    Nora

    1. Gracias mil por volcar en este articulo tantos conocimientos. No solo importante para niños autistas, madres y toda la comunidad. Es importante re leerlo e incorporar en nuestro diario vivir lo aprendido

      1. Gracias por compartir esta experiencia y ayudarnos a mejorar este problema en nuestro tesoros
        Un favor necesito saber como puedo te er ese libro de Dra
        Vivo en sud América Bolivia
        Osagrdesco de antemano vuestra ayuda
        Atte
        Ana

        1. Os vuelvo a escribir por favor necesito saber como puedo tener este libro?? Por favor estoy muy preocupada por mi situación
          Y si hay este libro en español y si no hay me sirve igual en ingles
          Por favor necesito ayuda para poder empezar con este tratamiento a la brevedad posible ya estamos al limite en la edad de mis niños
          Agradezco vuestra ayuda dea antemano
          Atte
          Ana Cabrera

        2. Agradesco este informe wue ayudara a muchos niños y lo haremos a mi nieto, me queda una duda cuando dice en la desintoxicacion recomienda jugo, pero no dice de qué, muy sgradecida.

          1. Hola, señora. El autismo no se cura, lamento decirlo. Llevar una buena dieta claro que beneficiará a su nieto, pues elimina factores que le incomoden, sobresaturen su sistema y le hagan reaccionar de forma negativa. Pero no se va a curar. No se revierte, se mejoran las condiciones de vida de las personas y claro que eso ayuda a que sean más funcionales. O, francamente, nunca fueron autistas. El autismo es una condición. Saludos y un abrazo.

          2. Soy de Perú y doy julia

            Hola soy una abuela que tengo un nieto con asperguer y para mí es maravilloso leer todo este argumento y lo voy a poner en práctica porque yo si creo en estos acontecimiento y le agradesco doctora por escribirlo para hacerlo realidad y dios bendiga su inteligencia

        1. Hola Alex, muy buen artículo, lo encontré buscando info sobre los fermentos. Y hace poco escuché a una mamá que sanó considerablemente a su hijo con autismo, lo hizo con dieta y CDS, sabés si esta Dra también lo utiliza o vos estás al tanto del tema? Gracias por todo lo que hacés y tus entrevistas .

    2. me encantó el informe, tengo mi nieto de 5 años que le están haciendo estudios x supuesto autismo, así me dicen, con psicóloga y psiquiatra, pero análisis solo de sangre, dicen que es muy alto el grado, quiere decir poco, me lo quieren medicar, no voy aceptar, que me recomiendan, es muy inteligente y rapido

      1. Alma Alicia Rodriguez Ruiz

        Buenas noches acabo de leer su artículo tengo una niña de 11 años y me gustaría saber si todavía es recomendable para ella gracias

  2. Andrea Celeste Reymundo

    Wow Alex! muy buena esta nota! Muy reveladora. Gracias! Me hizo pensar que en el fondo la vida es simple…dentro de toda su complejidad…a veces las respuestas están en el lugar menos pensado…pero el que en cierta medida es el más obvio o básico. Muchas gracias!

  3. Gracias ALEX! YA le di curso a tu articulo y lo reenvié a EEUU en donde tengo un matrimonio amigo. Estos, sus dos hijitos tienen el mismo problema y se están tratando…!
    Nuevamente GRACIAS!

  4. Estuve leyendo este artículo en la página de Mercola y esta doctora habla del consumo de proteínas de origen animal pero orgánicas y cero consumo de frutas y verduras como parte de su protocolo de tratamiento…menciona igual que la fibra de las frutas y vegetales crudos alimenta a los microorganismos patogenos…buen articulo pero le falta información respecto al protocolo de esta médica. Gracias igual .

      1. El mes que viene me llega el libro de la Dra Campbell en español…pero sigo sosteniendo, en la pagina del Dr Mercola, se menciona el protocolo y habla de consumo de proteínas animales de buena calidad (orgánicas) y cero consumo de frutas, verduras y granos.

  5. Silvia Schlatter

    Las “casualidades”, justo estoy descansando unos días en la costa, leo este maravilloso artículo y una Mamá de una niña autista me consulta, pues se enteró que trabajé en una escuela Waldorf: por supuesto ya estoy reenviando este mail. Gracias querido Alex!!!!!

  6. beseny contreras

    hola ,,,, que bueno el articulo me gustaria tener mas informacion como poder ayudar niños con autismo yo soy madre de niña con autismo y bueno seria poder tener mas informacion ……….gracias

  7. isabel rossel galaz

    Bueno para mi es alentador porque mi hija si mejoro con una dieta libre de gluten azucar reemplazar por stevia de ianza con jarave de agavia y libre de lactosa y mi hija dejo de convulcionar se me estaba muriendo cambiaron medicamentos mas la alimentacion mi hija volvio a caminar mi hija es un milagro los medicos no se explican ma recuperacion tan rapida un 4 de noviembre2015 empeze la dieta y 18 de noviembre la hospitalizaron al 4 dia de kitarle bajar dosis de medicamentos mi hija camino y en la actualidad sigue cn la dieta y no se a enfermado de nada esta mucho mas sana es muy increible verla tan bien luego que estuve a muy poco de perderla.

    1. ¿Charlatanes?, ¿quien, vos? Haces un comentario despectivo sin poner ni tu nombre, ni fundamentar lo que decís.
      Comunicate con la Dra. Campbell y chequeá la información.
      Si pensás de otra forma, podés expresarlo, pero con respeto.

      1. Bueno aquí está claro que no curan el autismo sino los sintomas que es totalmente diferente. No confundir a la gente que del autismo de verdad no se sale ni se cura solo mejoran

  8. Interesante artículo, sin embargo no estoy de acuerdo en que un problema con la flora intestinal sea la causante de estos trastornos, más bien puede influir o en todo caso, empeorar el problema ya existente. Los estudios realizados señalan como causantes del autismo a factores prenatales y perinatales, como la hipoxia y la prematuridad; factores genéticos también han sido comprobados. Por favor no mal informemos ni demos falsas esperanzas a los padres de estos niños. El autismo NO SE CURA porque no es una enfermedad, es una condición, y sólo se puede tratar mediante terapias especializadas.
    Lleven a sus niños con un neuropediatra y neuropsicologos para que puedan ser evaluados como corresponde y que luego reciban terapias especializadas como la de integración neurosensorial y lenguaje (teoría de la mente).

    1. Hola Elena,
      Respeto y agradezco tu comentario, pero yo veo la problemática de otra forma.
      Primero, te aclaro que no estoy mal informando. Lamento que te dirijas así y que veas esto solo a través de un enfoque. Una mirada más amplia ayudaría a generar avances en la problemática. La Dra. Natasha Campbell existe y detrás de su enfoque hay muchísimos profesionales de la salud trabajando en problemáticas como el autismo de forma diferente al enfoque tradicional. Podes entrar acá, y corroborar lo que digo.
      Tampoco genero falsas esperanzas, solo brindo información chequeable que a otras personas les ha sido útil.
      Saludos

    2. Hola Elena , soy madre de una persona autista y siempre agradezco todo tipo de información , ya que lo que lo que me brindan los profesionales que se dedican al tema es incompleto, impreciso, y solo un paliativo. Quizás vos tengas otra experiencia, que te vincula a estas patologias?
      Yo encontré muy interesante este nuevo enfoque de la Dra Campbell, y profundicé buscando más información, el tema no se abarca en un artículo.
      Agradezco a Alex que difunda lo que pueda ayudar a otros. En este caso el difundió, los detalles debe buscarlos el interesado.
      Un cordial saludo

  9. Gracias por el articulo tan interesante.

    Podrian aclarar lo siguiente . …” recomienda el jugo ya que es una forma suave pero eficaz de eliminar la acumulación de toxinas, así como baños con sal de Epsom, sal de mar, polvo de algas marinas, vinagre de sidra de manzana y bicarbonato de sodio.”

    a) Jugo de que? cuanto y frequencia, liquado (liquadora) o expressado (juguera) o exprimido ( a mano)
    b) jugo simple.. un ingrediente o mixto?
    c) Los banos con todos los ingredientes a la vez o son varias opciones?
    d) Los banos –cantidades or galones o litros de agua, tiempo de inmersion?

    muchas gracias.

    Adriana

  10. muy interesante publicacion, me gustaria recibir mas informacion, estamos comenzando a caminar en esta etapa con mi sobrino de 4 años que fue diagnosticado recientemente de sindrome de asperger

  11. Hola Alex, solo para agradecerte por el articulo, y para hacer una aportacion de mi parte: durante mi adolecencia padeci depresion, acudi al psiquiatra y los medicamentos controlados no lograron controlar la ansiedad, porque los antidepresivos controlan, no curan. Me someti a un detox de jugos por una semana, y un dia a la mitad del tratamiento fue ayuno total, solo agua, seguido del detox comence a combinar los alimentos de una forma alcalina y respentando el reloj biologico del cuerpo para asi apoyar en el proceso y realmente nutrirme y desintoxicarme acorde al proceso natural del cuerpo; antes de aplicar el tratamiento yo era adicta al azucar, las harinas refinadas y los derivados lacteos, despues del tratamiento perdi dichas adicciones, me cure de la depresion y reafirme la silueta. Con esta experiencia me quedo claro que el estomago es definitivamente un segundo cerebro, y no dudo ni tantito que debemos cuidar todo lo que ingerimos porque la salud de los neurotransmisores inicia en el estomago, definitivamente.
    Es una bendicion descubrir que atraves de la alimentacion se pueden corregir situaciones que clinicamente solo se pueden controlar o adaptar. Si podemos hacerlo, hagamoslo, no vamos a perder nada, al contrario, al menos respecto a la salud habra una mejora muy notoria.
    Aqui lo importante es que las generaciones jovenes apliquen una alimntacion equilibrada que apoye la salud de la flora intestinal para que el cuerpo se mantenga autoinmune. Tenemos esa responsabilidad como parte de la humanidad que somos. Y lo que viene como consecuencia genetica lo abracemos y lo aceptemos, perdonando el descuido donde se origino el problema, porque es gracias a estas situaciones que estamos tomando consciencia.
    Un abrazo Alex, gracias.

  12. hola necesito contactarme con una madre o padre que hay curado a su hijo de autismo
    mi hijo tiene distrofia muscular de Duchenne pero quisiera habr con estos padres para pasarle los datos y se puedan contactar con mi primo ya que su hijo padece autismo por favor

  13. Veronica Andrea Nicoloso

    Hola Alex, como estás?
    Ante todo debo decirte que sos siempre mi referente cuando necesito saber algo relacionado a la alimentacion conciente , asistí a cursos tuyos y me enriquecí muchisimo, te admiro.
    Me interesa mucho este tema, estuve leyendo estos articulos y otros más que encontré y no me queda claro si estos niños podrian comer pan con masa madre de trigo o centeno.
    Por lo que entiendo de lo que leí y según mi intuición estos chicos podrian comerlo, pero en todas las recetas que busqué no hablan de ella, directamente anulan toda posibilidad de incluir harinas con gluten..
    Podrias darme tu opinión? Gracias.

    1. Hola Alex me acaban de diagnosticar a mi hijo de 22 meses de autismo. Como hago para encontrar un tratamiento así basado en cambio alimenticio en Buenos Aires? Necesito actuar rápido. Gracias

  14. Ayer descubrí tu blog y he estado leyendo algunas de tus entradas. Es un placer realmente encontrar tanta información valiosa. El mundo de la nutrición a veces te puede confundir muchísimo. Seguí una dieta vegetariana-vegana por muchos meses y sufrí de acné. Comencé a consumir alimentos de origen animal y fermentos, reduje carbohidratos y frutas, y me fue de maravilla con la única excepción que baje mucho de peso. Pero la claridad mental, es increíble. Ahora quiero incluir cereales y legumbres a mi dieta pero cocinarlos de una manera tradicional y lo que he visto en tu blog, es información maravillosa.
    Este post con la Dra. Campbell, también lo ha sido. Muchísimas gracias!

  15. buenas tardes , en el articulo de la dra recomienda el aceite de higado de bacalao, una consulta podria ser la emulsion scot es un compuesto con aceite de higado de bacalao

  16. Hola me llamo rigo quisiera saber donde obtener más información o donde venden el libro de la doctora… tengo mi hijo de dos años y medio y me lo quieren diagnosticar con autismo

  17. Buenas noches a todos. Alex, maravilloso y de una gran generosidad tu artículo,como siempre.
    Llevo leyendo y escuchando desde hace unos años a la Dra. Campbell. Es absolutamente inteligente en su forma de abordar este tema. Desgraciadamente todo este conocimiento entra muy despacio en nuestra cultura y es muy preocupante: el autismo es YA una epidemia.
    Para los incrédulos, los invito a leer el libro (x ahora sólo está en inglés), de Historias de Gaps y de buscar testimonios de padres de hijos de autistas recuperados, en algunos casos de forma completa. Existen y eso es muy esperanzador. Pero para lograr estas recuperaciones es muy importante una enorme voluntad y fuerza x parte de los padres. Y no siempre se da, no es fácil…
    Todavía las asociaciones de familias de autistas no incorporaron este conocimiento. Es alucinante la cerrades mental de nuestros días. Es simple método científico.
    El libro de que habla Alex es o será la biblia de los padres con niños autistas.
    Un abrazo y mucha fuerza para los que se animen a seguirla.

  18. Hola.
    Mi hijo de casi dos años tiene un posible autismo, pero como dice la doctora también ha sufrido mucho de problemas intestinales.
    Tuvo parásitos a los 8 meses y le dieron medicamentos.
    Desde que es muy bebé ha sufrido de estreñimiento.
    Estoy muy interesada en el libro.
    Soy de colombia

  19. Hola tengo un niño con autismo de 4 años y me gustaría saber como puedo conseguir el libro de la doctora por yo si creo todo lo que la doctora es cierto el autismo si tiene cura

      1. Hola Alex..!habra alguna cede en Buenos Aires??? Para tratar especificamente los transtornos alimenticios?? Tengo mi beba de 20 meses y le diagticaron autismo..no hay forma de que coma solidos .es desesperante..donde se ouede conseguir el.libro y si esta en español o ingles..? Gracias

        1. Hola Rosalia, el libro está en español y en otras respuestas a los comentarios, puse un link.
          En Argentina está la Fundación de Bioabordaje del autismo y varios profesionales que con algunas diferencias, trabajan en el autismo con una mirada muy distinta al enfoque convencional,
          Saludos

  20. Hola, no es que sea una incrédula, pero me gustaría saber qué estudios científicos sustentan estas teorías. Entiendo que si la descubridora de esto, es una mujer que ha estudiado Medicina, sabrá del método científico, y me parecería interesantísimo que compartiera sus estudios con la comunidad.
    Saludos!

  21. hola tengo una adolescente autista que al llegar a la adolescencia ha dejado de comunicarse apenas habla nos genera mucha ansiedad y frustracion,no sabemos que hacer.esta en una secundaria pero no tiene amigos,hay rechazo. quisiera pertenecer a alguna asociacion que nos ayude,vivo en cuba ,agradeceria cualquier informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *