Huevos caseros, ¿son todos iguales?

Huevos
Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Ante las calidades muy mediocres que encontramos en los huevos que se venden bajo la denominación de “casero”, “de campo” u “orgánico”, les contamos la forma en la que se producen los huevos Granomadre (www.granomadre.com.ar). También brindamos algunos consejos para detectar huevos “supuestamente” mejores, pero que en el fondo son casi como los de criadero. 

HUEVOS CASEROS, ¿Son todos iguales?

Las gallinas provienen de la genética de la línea negra y rubia del INTA, y de las batarazas. También hay gallinas que son cruzas, comúnmente conocidas en el campo como “caseritas” o gallinas de campo, pues no obedecen a una raza en particular. Lo importante de esta selección es que estas razas y cruzas son más rústicas y fuertes que las gallinas de criadero y menos propensas a las enfermedades.

Los animales son criados en un gallinero en el que hay un sector cerrado: allí es donde duermen y tienen sus nidales. Hay otro sector, conocido como “parque”, que es donde caminan y se alimentan. Este sector es al aire libre, por lo tanto acceden al beneficio de la luz solar, indispensable para la salud del animal.

El alimento es a base de semillas y cereales (granos molidos de maíz, girasol, lino, trigo, legumbres, sorgo, etc.), subproductos de molinería como el afrecho y conchilla. Esta última es importante por su aporte de calcio que entre otras cosas, permite formar la cáscara del huevo. Además se alimentan con restos de verduras cultivadas sin agroquímicos y con insectos que obtienen de la abonera próxima al gallinero.

No se utilizan en la ración pigmentantes para resaltar el color de la yema. Este último “descubrimiento” hace que sea más difícil reconocer un buen huevo, ya que huevos de mala calidad presentan yemas de color amarillo intenso como los verdaderamente buenos, “gracias” a estos pigmentos que se adicionan al alimento.
Tampoco se le dan a las gallinas “suplementos balanceados”, práctica muy común en otros huevos “saludables”.

HuevosEl control sanitario se realiza con medicamentos naturales, sabiendo que, como decían las abuelas, “gallina que camina y picotea, no se enferma” (hoy en día se dice “que no están estresadas”).
Los huevos, como en toda producción VERDADERAMENTE artesanal, no son uniformes. Hay algunos más claros y otros más oscuros (tanto por dentro como por fuera) y también es variable el tamaño. Esta es una buena señal para determinar si los huevos son alimentados con balanceados. Por lo general, las gallinas alimentadas con balanceados dan huevos todos uniformes.

También pueden verificar la calidad del huevo a partir de la textura de la clara y la yema. Una gallina criada bajo estas condiciones, da huevos con claras y yemas de consistencia más firme que la de un huevo de criadero industrial.
Por último, para detectar un huevo viejo se recomienda sumergirlo en un vaso con agua. Si se hunde es fresco. Si flota es viejo.

Leer etiquetas, informarnos y averiguar cómo se elaboran los alimentos que elegimos, es el primer paso hacia una alimentación conciente.

www.granomadre.com.ar

Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros posts que pueden interesarte

2 comentarios en “Huevos caseros, ¿son todos iguales?”

  1. Hola Alex, como siempre, recurriendo a tu experiencia y sabiduría. Busqué en tu blog, información sobre los huevos. Trato de comprar los que son supuestamente orgánicos, pero en el fondo creo que es un engaño. Seguramente los certificados, con sello, sí lo sean. Pero los costos me resultan excesivos. Mi duda es con respecto a la cáscara. Un médico me dijo que si no quiero tomar suplementos de calcio ni leche en cantidad (no la tolero), consuma las cáscaras molidas. Sabés algo de este tema? Sirve? Y si los huevos son los comunes? Cómo es conveniente prepararlas? Algunos sugieren al horno, otros hervidas. Gracias por compartir tu experiencia!! Te escuché con Marina Borenstein, Genial!!! Creando conciencia, siempre con tanto respeto

    1. Hola Flavia, sí, la cáscara de huevo puede ser un buen aporte de calcio.
      En general, lo que se hace es lavarla bien, sin romper la membrana interna, pero quitando cualquier rastro de clara que haya quedado en ella. Secala en el horno (con el calor del horno apagado alcanza) y pulverizala (con mortero o molinillo de café).
      Luego, media cucharadita de polvo de cáscara de huevo en un recipiente y agrega el el jugo de medio limón. Se va a producir una reacción y se generarán burbujas.
      Se suele sugerir el consumo de esta mezcla, 2 o 3 veces por semana, pero eso podés verlo con quien te esté guiando con tu alimentación,
      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *